viernes, mayo 19, 2006

Me contaron: El Chicle

Una vuelta, un primo de mi viejo, uno de esos tipos que siempre fue viejo, que es viejo desde que lo conocí, de esos tipos que uno no se lo puede imaginar de niño, y si se lo imagina, lo piensa con cuerpo y ropa de niño, pero cabezón y con cara de grande, de viejo... Bueno, este primo, cuando yo era pequeño, me vio comiendo chicle y me dijo: "vo sabé con que essstá hecho el chicle?". Ante mi negativa, la respuesta fue "con güeso e´perro". Con un poco de incredulidad infantil y un poco de asco, levanté los hombros tirandole un "que me importa"... y seguí mascando. Una anecdota que queda en el inconsciente, pero que poco importa, que no hace a nuestra vida ni a nuestro futuro. De hecho dejé de comer chicle pero no por un trauma que eso me haya generado, sino por interés propio, por preservar mi salud dental nomás. Peeeeeeeeero... Un buen día, de vacaciones con un amigo y sus padres (historia vacacional que no viene al caso) fuimos a hacer un "tour" a un frigorífico abandonado pero, parecía ser, con algo de historia interesante (el motivo de este tour tampoco viene al caso). Una vez ahí, escuchamos la historia del pueblo, de los ingleses dueños del frigorífico, de la energía y... de las vacas. El guía contaba con esmero, como si alguien estuviese realmente interesado en sus historias mezcladas con cuentos, que y como hacían con las vacas. En una parte de la historia, quizás la más interesante, por lo menos para mi, contó que "de la vaca no desperdiciaban nada, pero nada, eh!... con el cuero, blablabla... con la carne... blablabla... con la leche... con la sangre... con las visceras... y lo mas interesante es que aprovechaban hasta las pezuñas de la vaca... ¿sabén que hacían con las pezuñas? se las vendían a una empresa que, con eso, hacían la goma de los chicles !!!". Entre reirme y llorar, vi como a la manera que uno retrocede un video viendo la imagen, volvía mi vida 30 años hacia atras en 5 segundos y como una leyenda urbana, con un simple cambio de animales, me hizo acordar a aquella frase de un primo de mi viejo, uno de esos tipos que siempre fue viejo...

2 comentarios:

Faustina dijo...

Querido amigo, aprovecho que estoy de buen humor y sigo comentando... algo me quedó "en el tintero" cuando leí este posteo, y te lo quería preguntar. ¿No contarías, para toda la audiencia, cómo la pasaron en aquellas vacaciones con un amigo y sus padres...? Digo, porque aclarás (bien aclarado) que es una "historia vacacional que no viene al caso", y me picó un poco la curiosidad qué habrá tenido de interesante la ocasión para que la hayas incorporado a tu relato. En definitiva, "algo habrán hecho", para terminar en un tour tan divertido ¡¡¡¡por un frigorífico abandonado!!!!!
En fin, amigo querido, era una cosita que "quedó picando", nomás.
¡¡saludos y hasta prontooooo!!

Anónimo dijo...

Your blog keeps getting better and better! Your older articles are not as good as newer ones you have a lot more creativity and originality now keep it up!