miércoles, noviembre 15, 2006

Me contaron: La falsa hija...

Me contaron que a la hija de Perón, ya no hay que decirle que es la hija de Perón, porque al final no es la hija de Perón.
Al General se le fue la mano... y los argentinos nos creemos todo.

martes, noviembre 14, 2006

Me contaron: Que las mujeres creen que gastar es ahorrar

En realidad no me lo contaron a mi, se lo contaron a las mujeres.
Creer que gastar es ahorrar es como confundir gordura con hinchazón.
¿De dónde sacaron las mujeres esa teoría de: "Me compré un pantalon que salía $180, y lo pagué $130... Me ahorré $50 !!!" ?
NOOOOOOOO...
¿Algún día comprenderán que NO ahorraron $50 sino que gastarón $130 !!!???
¿O es una forma de hacernos la psicológica para que nosotros pensemos "que bien, que sentido del ahorro !!! andá a comprar más seguido..." ?
¿O es una forma de justificar ese gasto buscándole el lado positivo?
Me parece que nos están cagando... O alguien les contó otra historia???

viernes, septiembre 22, 2006

Me contaron que: Distéfano era mejor que Maradona

Eterna leyenda futboloera, como tantas otras.
Todos añoramos aquellas épocas mejores, jugadores mejores. Todo lo pasado fue mejor, dicen. La rivalidad siempre fue, es y será "Maradona o Pelé", el resto son solo muletillas que se usan para sacar el tema en una sobremesa, donde cuanto más multitudinaria y más alcohol haya corrido, mejor. Tema que da cabida para que nuestros padres, suegros, tíos, demuestren su conocimiento futboleros y se nieguen a ver el futbol de hoy. El punto de inflexión es Maradona, siempre. Los de antes eran mejores, los de ahora son los sucesores. Escuché nombrar a Distéfano, El Charro Moreno, Bernao, Guidi, Rattín, Sivori, Corbatta... las frases favoritas que acompañan a esos nombres son: "vos no lo viste jugar, era mejor que Maradona", "antes era distinto, antes se pegaba en serio", "estos iban a jugar sin entrenar, eh!" ó "Navarro? Perfumo? Te mataaaaaban!!!". Hoy en cambio son todos "sucesores de...". También ya escuché nombrar y discutir a: Aimar, Tevez, Riquelme, Agüero, Messi. Los de antes, los de hoy... Maradona hubo, hay y habrá uno solo, y es mejor que Distefano, El Charro Moreno, Messi...

miércoles, agosto 30, 2006

Me contaron que: Enumerando mitos

Vamos a tocar el tema de esas cosas de abuelas y madres que escuchamos y repetímos por ahí. En esta ocación solo voy a enumerar, más adelante desarrollaremos cada punto. Quedan excluídos de esta lista lo "es mala suerte" y "cábalas":
- Comés sandía con vino. Te morís
- Meterse al mar o a la pileta despues de comer. Se te corta la digestion y te morís. Hay que esperar 2 horas mínimo
- Si te pones bizco y te da un golpe de aire. Te quedas así para siempre
- Si tenés hipo, das siete sorbitos de agua sin respirar. Se te pasa
- Tenés hipo y te asustan. Se te pasa
- Comés banana e inmediatamente tomas soda. Se te hace una pelota en la panza y te morís
- Comés lechón con cerveza. Te morís
- Le haces una jodita a alguno y le ponés sal en el café. Lo matás
- Te tragas el chicle. Se te pega el estómago y te morís
- Te cortas las uñas los días que tienen "r". Te duelen las muelas
- Te tenés que afeitar en ayunas, sino, te cortás
- Si despues de afeitarte no te ponés locion. Te crece la barba más rápido.
- Si cuando batís mayonesa la mirás. Se corta.
- Tenes culebrilla y se le junta la cabeza con la cola. Te morís
- Cuando ves un perro cagando, cruzas los dedos. Se le corta
- Cuando te da un aire o golpe de aire, te pasas azufre y se te pasa
- Mezclas bayaspirina con cocacola. Te drogás
- Tomás medicamentos con soda. Acelerás el proceso
- Si mirás mucho a un bebé. Lo ojeás
- Una embarazada o con el "asunto" se tiñe el pelo. No le agarra la tintura
- Una mujer con el período se baña. Se le corta
- Una mujer hace pis en el mismo lugar que hizo un hombre. Puede quedar embarazada
- Tenés un calambre, apretás un corcho. Se te pasa.
- Tenés calambres cuando dormís, ponés un corcho bajo la almohada. No te acalambrás
- Si jugás con fuego. A la noche te hacés pis en la cama.

Actualización al 3/10/06
- Si tenés un orzuelo. Lo quitas calentando, mediante el roce con la ropa o el pelo, un anillo de oro y pasandolo sobre el orzuelo.
- Tenés conjuntivitis. La curas con una gaza y te caliente
- Si hablás de muertos. De noche te tiran de los pies
- Si comés muchos caramelos. Se te caen los dientes
- Cuando te quemás. Te ponés dentifrico y no se te hace ampolla
- Si de chico usas mucho el chupete. Se te vence el paladar
- El 24 de diciembre a las 00 horas te paras frente a un espejo con una vela. Ves la fecha exacta en la que te morís.
- Si te duele mucho la cabeza. Estas ojeado
- El ojeado se enseña a curar el 24 de diciembre a las 00 horas. Sino no funciona

Cuando hacía la lista, me di cuenta de cuantas cosas uno puede morir y no lo sabe !!!.
Antes de comenzar a desarrollar cada punto, se aceptarán sugerencias que serán debidamente testeadas, por madres y abuelas, antes de ser agregadas a este blog.

lunes, agosto 14, 2006

Bondi: Los que no saben sacar boleto

Yo no se si me estaré volviendo viejo o demasiado perfeccionista, pero cada vez son mas cosas las que me sacan y me dan ganas de gritar "pero... noooo te das cuennnnnnnta que no así no essssss!!!" como Quico gritandole al Chavo que se calle porque lo desespera. Entonces después pienso: "maldita sea la hora en que se les ocurrió a las compañías de colectivos poner esas maquinitas tragamonedas creyendo que así, solucionarían un gran problema". Porque los colectiveros siguen manejando igual de mal que antes... o peor. Encima cada tanto, se traba la máquina, se queda sin papel... el colectivo sale de la terminal y a las dos cuadras, cartelito de "máquina fuera de servicio". Pero lo peor, lo que me irrita a lo Quico, es la gente que no sabe sacar boleto. Lo que parece lo más fácil del mundo, termina siendo una complicacion para todos. Poné la moneda, te da el boleto, on prende, off apaga. Facilisimo !!!. Al principio pensé que era solo cosa de "viejos" que nunca se iban a adaptar al sistema de la maquinita, como los de "bubbles... menú dos veces, bubbles !!!" de la propaganda. Pero no... cada vez se complica más. Desde el que espera a subir al colectivo para meter la mano en el bolsillo y sacar "1.25" en monedas de 5 centavos perdidos en su campera y juntarlos mientras todos esperamos a subir, hasta los que ponen las monedas falsas y luego de la vez número 25 que intentaron que la moneda no caiga de nuevo dicen "pero... es la única que tengo", pasando por los que dicen "yo puse 1 peso y me devolvío 50 centavos !!!" y por los que creen que empujando con los deditos cuando meten todas las monedas juntas van a caer más rapido, yo me anoto en el que cuando saco boleto, justo el chofer arranca con furia y frena de la misma manera 2 metros despues porque le cortó el semáforo, quedo con los dedos
enganchados en la máquina
pensando que esta me va a devorar la mano y en porque no capacitan a los choferes y donde estos compran su registro de conducir. Como leerán en mis historias anteriores, soy un añorador de la vieja época, entonces me despido diciendo: "Extraño los boletos capicua !!!"

viernes, julio 28, 2006

Me contaron: Los 3 vasitos y el mago.

Esta no me la contaron, lo ví con mis propios ojos, lo viví con mi propia vida. Estaba disfrutando de unas placenteras vacaciones (historia que no viene al caso, como les gusta a algunos que diga...) con un amigo en el paradisíaco San Clemente del Tuyú, cuando al segundo día, mientras caía la tarde y nacía la noche, decidimos caminar por la 1, que es la gran peatonal (4 cuadras, 2 para ir, 2 para volver) de dicho centro vacacional. A la tercera vuelta por la peatonal vimos en un lugar, una acumulación de gente que observaba algo o a alguien. Nos acercamos y vimos a un morochón, de manitos hábiles, que, sobre algo parecido a una tabla de planchar, practicaba un show con 3 vasitos y una pelotita. ¿En que consistía esto?. Fácil. Ponía la pelotita debajo de uno de los vasitos, movía para acá, movía para allá y... ¿dónde está la pelotita!!!??. Uno decía "acáaaaa" y correctoooo, allí estaba la pelotita, si el que decía "acáaaaa" lograba ver con ojo de lince los movimientos de las manos del cuasi-mago. ¿Qué era lo raro?, que al toque te decía "bueno, ahora por platita... veinte pesitos el mínimo, doble o nada" y uno ponía la tarasca, el muchacho la pelotita abajo de uno de los vasitos y jamás ví mover a alguien las manos a tanta velocidad. No había forma de descubrir, a menos que la suerte juegue para uno, donde estaba la pelotita. En un tiro, nos llamó la atención otro muchacho, que, cuando todos miraban y nadie se animaba, jugaba de la siguiente estúpida manera: Manitos habiles movía los vasitos con lentitud, como dejandose ver. El hombre del público decía "ahí !!!"... El otro decía "si estas seguro... veinte pesitos... doble o nada... doble o nada !!!", y el apostador dejaba de mirar al que movía los vacitos y buscaba la plata revisando sus bolsillos. Mientras este hacía eso, el otro le movía los vasos y le cambiaba de lugar la pelotita. Claro... el otro había dejado de mirar !!!. Entonces cuando sacaba los veinte mangos, los perdía porque el otro "le metió la mula". La gente lo miraba asombrado y pensaba "que boluuuuudo... ahora voy yo y me lleno de guita"... y manitos hábiles te dejaba boquiabierto y sin los veinte mangos con su velocidad. Al tercer día de ver al "boludo" hacer lo de "busco la plata, dejo de mirar y me garcas como los mejores" y al ver que cuando cayó la cana, salieron los dos corriendo casi de la mano, nos dimos cuenta que "los boludos" eramos nosotros que caíamos en la engaña-pichanga del mago y su asistente caza-pichones.

martes, julio 04, 2006

El Bondi: Leyes de Murphy aplicadas

  • Para llegar rápido a un lugar, tome un colectivo. Para llegar aún más rápido... vaya caminando.
  • Sentarte en el primer asiento implica indefectiblemente que una embarazada, un discapacitado o un anciano subirán inmediatamente y tendrás que ceder el asiento.
  • Si te vas moviendo de asiento, más embarazadas, discapacitados y ancianos subirán.
  • Las embarazadas, discapacitados y ancianos nunca suben a los colectivos vacíos.
  • Si estas en la fila en una terminal, todos suben y se sientan, y cuando te toque subir, serás el único que quede parado. Cuanto más observado te sientas, mas largo será el recorrido en que estes solo.
  • Si subis al colectivo y vas al fondo para que nadie te moleste mientras sube, el colectivo no se llenara. Si optás por quedarte adelante, todo el mundo te pasará por arriba.
  • Nunca te muevas del lugar en que vas parado. Inmediatamente la persona que va sentada se levantará y el asiento será ocupado por quien recién subió y se paró donde vos estabas.
  • Los asientos de 1 nunca se vacían, a menos que vos te acomodes para esperar lugar frente a los de 2 y viceversa.
  • En los asientos de 2, el primero en bajar siempre es el del lado de la ventana.
  • En los asientos de 2, el que tiene calor es el que va del lado del pasillo.
  • Si ves el colectivo en la parada y lo corres, cuando llegás, arranca y se va sin vos.
  • Si en cambio decides caminar hasta él, también espera a que llegues para arrancar y dejarte abajo.
  • Cuanto más larga es la fila para subir, mas tarda el que saca boletos.
  • Cuanto más larga es la fila, mayor es la probabilidad de que la maquina expendedora de boletos funcione mal o directamente no funcione.
  • Si el colectivo tiene la puerta en el medio, la gente se amucha adelante y queda el fondo vacío. Cuando logres llegar al fondo, será el momento de bajar.
  • Quien se para delante de la puerta de atras, raramente baja.
  • Si piensas como el punto anterior e intentas meterte, todos te mirarán con cara de "yo también bajo".
  • Si sos vos quien se para delante de la puerta, todos te preguntarán "¿baja?"
  • El apuro que tengas en llegar a un lugar es inversamente proporcional a las ganas que tenga el chofer de pararte cuando esperas el colectivo.
  • El apuro que tengas en llegar a un lugar es inversamente proporcional al tiempo que tiene el chofer en cumplir su recorrido.
  • Cuanto más incomodo viajes parado, mas movimientos y frenadas realizará el colectivo para que pierdas el equilibrio.
  • Si vas bien agarrado, esperará a que hagas un movimiento para moverse bruscamente o frenar para que pierdas el equilibrio.
  • Si vas sentado, la persona con menos estabilidad se parará al lado tuyo y te golpeará o molestará todo el tiempo.
  • El celular que suena, nunca es el tuyo.
  • El colectivo siempre llega cuando decidis prender un cigarrillo.
  • Prender un cigarrillo para que el colectivo venga, no funciona.
  • En los colectivos para discapacitados, siempre serás vos quien esté parado en el lugar reservado para ellos o en la puerta del medio, de modo que te verás obligado a darle una ayuda para subir o bajar con su silla de ruedas.
  • Los ciegos nunca requieren de tu ayuda, a menos que no se las des.
  • El vendedor ambulante "gracioso", siempre te elegirá para bufarse y dejarte en ridiculo.
  • Cuando esperes el colectivo, siempre pasa antes el que va para el otro lado.
  • Cuando llueve, la ventana en la que estés, es la que tendrá filtraciones.

El Fantasma agradece a quien desinteresadamente donó la foto decorativa.


martes, junio 20, 2006

El Bondi: Los (raros) modales


Que temita se me ocurrió tocar... Podría estar horas y líneas escribiendo sobre los malos y/o raros modales de la gente que acostumbra a viajar en bondi. Pero para no aburrir, solo voy a listar algunas de las tantas cosas que la gente podría evitar, por el bien del vecino, hacer cuando sube al colectivo:



- Los que comen papafritas y gaseosa como si estuviesen en su comodo sillon de su casa
- Los que se peinan
- Las que se maquillan
- Los que se cortan las uñas
- Los que hacen 10.000 malavares para abrir una gaseosa o agua, toman un sorbito y otros 10.000 malavares para cerrarla y guardarla (tanta era la sed?)
- Los que se duermen y se te caen encima
- Los que comen alfajores y llenan todo de migas
- Los que comen !!!
- Los que viendo que el colectivo va desbordado y suben con megabolsos, mochilas, carteras
- Idem para las embarazadas
- Idem para los que suben con bebés
- Y para los abuelitos que ni pueden mantenerse parados
- Los que se "duermen" cuando tienen que dar el asiento
- Los que se les escapa un caldoso y oloroso gas cloacal
- Los que te dan un empujoncito para pasar y cuando te moves para dejarlos, te ocupan el lugar y vos quedas como el mejor de los contorsionistas
- Los apoyadores
- Los que matan por un asiento (la mayoría de las veces "las")
- Los que se paran en la puerta y no bajan
- Los que tocan timbre insistentemente
- Los que tiran basura en el colectivo
- Peor aún, los que tiran basura por la ventanilla o puerta
- Los que suben con el paraguas chorreando agua y te mojan todo
- Los que se niegan a abrir la ventana con 45º y 135% de humedad


Los dejo con esto... Escucho sugerencias para agregar a la lista.

lunes, junio 05, 2006

Me contaron: Música congelada

Allá por principio de los 90, en pleno auge del novedoso CD, cuando el disco compacto empezaba a hacer furor por estos pagos, todos queríamos tener uno. Y en esa epoca un compact salía 18 pesitos, y ya era hora de empezar a cambiar el vinilo y el viejo y querido cassette de nuestras colecciones por el nuevo y revolucionario formato. Pero claro, de CD´s vírgenes, de grabadoras de CD, de copias de seguridad (no piratería, eh !!) ni hablar. Todo CD era original y si se rompía o rayaba, había que comprar otro. Tenía solución esto?. NO. Pero no se si recuerdan que se difundió una milagrosa solución que te reparaba el CD y te lo dejaba como nuevo. ¿En que consistía esto?. Facilísimo !!!. Agarrabas el compact y donde estaba rayado, le ponías un poquito de dentífrico. Ponías el CD en el freezer (no en el congelador, eh, sino no funcionaba el truco mágique), lo dejabas 2 ó 3 horitas y... Santo remedio !!!. Si alguien lo hizo y le funcionó que me avise, porque a mi no. Je!!!

PD: Nobleza obliga. Gracias Faustinita por tu "amistad", y no seas tontita, escribí, acá no se discrimina. Y menos a los "amigos incondicionales".

lunes, mayo 29, 2006

Bondi: Ideales de jóven argentino

Sigo sosteniendo que viajar en colectivo es un placer del que no mucha gente goza. Yo soy uno de los que sí. Pero ojo, hay que saber aprovechar esos viajes. No es para cualquiera. Todos los sentidos alerta, ya que ruidos, olores, imágenes, texturas... incluso hasta el famoso sexto sentido tiene que estar preparado para todo. Hace unos pocos días nomás, subo, radiecito en mano, auriculares bien puestos y... a viajarrrr !!!. Caigo parado justo frente a un veinteañero que parecía tener sus convicciones y elecciones de vida bien claras, me di cuenta enseguida. Enarbolaba una bandera muy orgulloso... peeeeero (siempre tengo un pero), algo me decía que no todo estaba bien. Y empiezo a radiografiarlo... lo pispeo, lo relojeo, lo analizo. De arriba a abajo, de un lado al otro. Pelito corto, flequillo Stone, una suerte de barba rebelde... hasta ahí, todo "normal". Sigo buscando que es lo que no estaba bien, que era lo que no funcionaba. Zapatillas marca Reebok, un bolsito tipo de cartero con un enorme logo de Nike (naik, naiki, niké, nai... pronunciación a debatir en otro momento), una elegante campera Adidas, con el logo bordado... y ahí estaba. Eso era lo que no funcionaba... La bandera, o mejor dicho el PIN que enarbolaba el muchacho con sus convicciones claras, con sus ideales, con su rebeldía... Al lado del loguito bordado y prolijo de Adidas... un pin del Che Guevara !!!!
De la juventud siempre depende el futuro de todos, dicen, pero así no, eh !. Tengan sus ideales, sean cuales sean, pero investiguen, lean, mantenganlos... sino... estamos en el horrrrrrrrno !!!

martes, mayo 23, 2006

Me contaron: El Carlitos

Esta es buenisima, no solo porque es breve, sino porque conozco gente a la que le pasó. Dicen que Carlitos era, a simple vista, un pedacito de papel con forma humana que bailaba bajo las órdenes de un perverso personaje que jugaba con las leyes de la física en subtes y peatonales del microcentro porteño. Carlitos parecía moverse y bailar sin precisar de otra intervención humana más que los comandos orales del mágico vendedor. Era un pedacito de papel, solo eso ¿se entiende?, sin pilas, cables, nada que lo sujetara ni moviera. Como diría cierto personaje de la tele "es magique!!!". Los que cayeron en la tentación de "sorprender a amigos y familiares y ser el centro en reuniones jocosas", dicen que el vendedor lo promocionaba como “un truco muy simple”, pero con el tiempo se terminaron dando cuenta de que Carlitos realmente era un ser magico que bailaba bajo el conjuro de aquel mago. Se que mucha gente se sentirá identificada e incluso damnificada y hasta estafada, pero lo cierto es que "Carlitos" no era el muñeco magico, ni mucho menos aquel hábil vendedor...

lunes, mayo 22, 2006

Bondi: Adicción al telefonito.

Más de una vez vi cosas rarísimas en mis viajes diarios en colectivo. Y no se si catalogar esta historia como "una más" dentro del rubro "historias de bondi" o dentro de "estupidez humana". Bueno, que cada uno que la lea, la ubique donde más le apetezca.
Lo cierto es que me llama mucho la atención la adicción que provoca el celular, movil, movi, telefonito, handy, celu o como lo quieran llamar. Y ojo, sin discriminar sexo, raza, target, edad, cultura, color u olor. Cabe aclarar que soy una persona que tiene ese aparatejo por una cuestión de comodidad nomás, raramente llamo a alguien, quizás algún mensajito... y hasta puedo decir que me incomoda un poco que me llamen cuando viajo o estoy rodeado de mucha gente.
El punto es que la otra vez, viajando en colectivo, parado, como cada vuelta del trabajo, un muchacho sentado delante mio, en el asiento "de 1", llama mi atención al verlo que movía compulsivamente su teléfono como diciendo "por favorrrrrr... que alguien mire mi teléfono nuevo !!!". Y como no lo iba a mirar yo, si tenía que escribir acá. El muchacho giraba su handy (un lindo Nextel plateado, por cierto) sobre su mano, se lo apoyaba en el mentón como si fuese una modernisima afeitadora, lo pasaba a la otra mano, se hacía el que escuchaba, se lo apoyaba en la boca de nuevo. Y ante la desesperación de querer recibir un llamado y nadie lo llamaba, así como "sin querer", presionó el botón del costadito y... "priiiiip"
"Si, decime"
"No, nada, no te quería llamar a vos" (en realidad no querías llamar a nadie !!!)
"Ah, ok, todo bien"
"Todo bien?", preguntó el muchacho con voz de "ya que estamos, te pregunto algo"
"Se... ¿donde estas?"
"En el bondi, volviendo a casa"
"Bueno, chau, nos vemos mañana". Y le cortan el llamado, la cara, etc.
El muchacho se quedó con cara de satisfacción, cara de niño cuando viene a Papá Noél, con cara de "lo logré", de "vieron? funciona" o lo que es peor, cara de "vieron?, me llaman !!".
Este es uno de los tantos casos de adicción al telefonito que vi y me impresionó.
Y aprovechando este espacio, comento también que leí en un foro el relato de alguien que escribió: "el otro día venia en el colectivo haciendome la que hablaba por el celu porque era nuevo. justo sonó porque me llamaban de verdad, y quedé como una taradaaaaa !!!"
Si... quedaste como una tarada, vos y todos los que no pueden dejar de hacerse ver como se "comunican" con esos aparatitos del demonio.
¿Qué es lo que provoca semejante adicción celular? ¿Qué polvo raro emanará el celu para que quien abra la tapita reaccione de esa manera?
¡¡¡Extraño los cospelessss !!!. Hasta la próxima.

viernes, mayo 19, 2006

Me contaron: El Chicle

Una vuelta, un primo de mi viejo, uno de esos tipos que siempre fue viejo, que es viejo desde que lo conocí, de esos tipos que uno no se lo puede imaginar de niño, y si se lo imagina, lo piensa con cuerpo y ropa de niño, pero cabezón y con cara de grande, de viejo... Bueno, este primo, cuando yo era pequeño, me vio comiendo chicle y me dijo: "vo sabé con que essstá hecho el chicle?". Ante mi negativa, la respuesta fue "con güeso e´perro". Con un poco de incredulidad infantil y un poco de asco, levanté los hombros tirandole un "que me importa"... y seguí mascando. Una anecdota que queda en el inconsciente, pero que poco importa, que no hace a nuestra vida ni a nuestro futuro. De hecho dejé de comer chicle pero no por un trauma que eso me haya generado, sino por interés propio, por preservar mi salud dental nomás. Peeeeeeeeero... Un buen día, de vacaciones con un amigo y sus padres (historia vacacional que no viene al caso) fuimos a hacer un "tour" a un frigorífico abandonado pero, parecía ser, con algo de historia interesante (el motivo de este tour tampoco viene al caso). Una vez ahí, escuchamos la historia del pueblo, de los ingleses dueños del frigorífico, de la energía y... de las vacas. El guía contaba con esmero, como si alguien estuviese realmente interesado en sus historias mezcladas con cuentos, que y como hacían con las vacas. En una parte de la historia, quizás la más interesante, por lo menos para mi, contó que "de la vaca no desperdiciaban nada, pero nada, eh!... con el cuero, blablabla... con la carne... blablabla... con la leche... con la sangre... con las visceras... y lo mas interesante es que aprovechaban hasta las pezuñas de la vaca... ¿sabén que hacían con las pezuñas? se las vendían a una empresa que, con eso, hacían la goma de los chicles !!!". Entre reirme y llorar, vi como a la manera que uno retrocede un video viendo la imagen, volvía mi vida 30 años hacia atras en 5 segundos y como una leyenda urbana, con un simple cambio de animales, me hizo acordar a aquella frase de un primo de mi viejo, uno de esos tipos que siempre fue viejo...

jueves, mayo 18, 2006

Me contaron: Cábalas vs Mundial

Como dice un comercial de cerveza: Ir y venir, principio y fin... con ustedes "el Mundial". El que se sienta en el mismo sillón, el que se pone la misma camiseta de los ultimos 4 mundiales, el que lo ve con la misma gente, el que lo escucha en la misma radio, el que usa el mismo gorro, el mismo calzón, el mismo corpiño, que el "santo pilato", que la sal, que el mate, que el Clemente arriba de la tele... y podemos estar horas enumerando cábalas. Pero... ¿¿cómo seguir con cábalas que desde el 86 no funcionan !!!???. Las cábalas son como las brujas, no existen, pero que las hay, las hay. Todos tenemos una cabalita por ahí. Ahora bien, ¿cómo usar una cábala con algo que no depende de nosotros?. Digo, yo puedo tener cábalas para reuniones de negocios... Misma corbata, mismo pañuelo, mismo calzoncillo... O para jugar al futbol si gané... mismo equipo, misma camiseta, mismas medias, mismo lado de la cancha... Y si funciona, seguimos. ¿Pero en un Mundial? Si los partidos se juegan a distinta hora, ¿cómo verlo en el mismo lugar?, si un partido es a las 4 de la tarde y lo vemos en el bar con amigos y el otro es un miércoles a las 10 de la mañana y nos vemos obligados a estar frente a la tv en el laburo... ¿Puedo faltar y verlo en el bar?, si, pero... ¿todos mis amigos podrán ir al bar?. Perdió... y claro !!! no vino Cacho, se cortó la cábala !!!. Yo en el 86 era soltero !!! ¿Qué hago? ¿Me separo?. Yo vivía en otra casa... ¿voy y le digo a los nuevos dueños "oiga, me deja sentar en este rincón que es donde vi todos los partidos del 86? porque desde que me mudé no salimos mas campeones, no salimos...".Como dije antes, no depende de nuestras cábalas, así que, ojalá Abondanzieri use los mismos guantes, Tevez los mismos botines, Cruz la misma cortadora de césped... y bueno, por las dudas ¡¡¡ que nadie se siente en mi sillóoooonnn !!!.

miércoles, mayo 17, 2006

Bondi: Es más fácil pedir perdon que pedir permiso

Es en uno de los lugares donde más afirmo día a día esa frase. A veces me da la sensación de que la gente dice "viajamos como ganado", pero cada uno a la vez trata al resto como tal. Cada uno cree que viaja solo, pero parecen olvidar que si bien los bondis lucen el cartelito de "capacidad: 24 pasajeros sentados", yo calculo que deben viajar unos 50 más parados. Cada uno con su celular, la cartera de la dama, la mochila del caballero, el colectivo lleno, y siguen subiendo... y todos empujan, no sabemos para donde, pero empujan al fin. Y hablo en 3º persona porque entre tantas virtudes que tengo dentro de este medio de transporte es poder llegar de la puerta de adelante a la puerta de atrás, colectivo repleto mediante, con solo repetir 3 veces a medida que voy avanzando: "permiso por favor". Pero el resto de la gente parece elegir la opcion de embestir con la cabeza, y caminar hasta llegar al objetivo que es la puerta de atras, o el asiento que se vacía, y solo recien cuando se produce la colisión donde quedan por lo menos dos trabados sin poder moverse y la victima mirando al victimario con cara de culo, este último dice: "perdón". Dejo constancia de que más de una vez provoqué el choque haciendo las veces de victima, no dejando pasar a quien veo que viene desde adelante empujando con todas sus ganas. ¿Alguna vez probaron enganchar adrede a quien pasa empujando? ¿Trabar carteras, mochilas, bolsitos muy disimuladamente?. Lo recomiendo, se siente muy satisfactorio. Aunque parezca una locura, les cuento que es mucho más fácil y más grato... pedir permiso.

martes, mayo 16, 2006

Bienvenidos al tren


... o al bondi y sus historias... o mis historias.
Este blog surgió un poco de querer contar lo que uno vive cada vez que sube a un colectivo, o bus, o bondi. También de la casi necesidad de contar y compartir esas leyendas urbanas que uno escucha y que comienzan con un "me contaron que..." o "una vuelta escuché que...". Estas historias que carecen de respaldo verídico no por eso serán menos interesantes. Historias nunca comprobadas pero cada vez más agrandadas y distorsionadas. Esas historias que uno no cree pero siempre se encarga de "pasar" para no cortar la cadena. No así como mis historias de bondi, que son historias en las que cada uno verá reflejado su propia vivencia cada vez que sube o subió a alguno de estas máquinas que fueron inventadas con el único fin de transportar gente... y miren en que termina todo.
Disfruten ...